• 3541100
  • hogardonbosco@cotas.com.bo

Voluntariado

Ser voluntario es una forma de ser, de  estar en el mundo, de vivir. Ser voluntario se dice de la persona, no de un árbol ni de un gato. ¿Qué es por tanto lo que podemos descubrir en el corazón de una persona que hace voluntariado?

En primer lugar, nos deja ver que tiene los pies en la tierra, que es consciente de su ser persona, que forma parte de una sociedad en la que descubre a otras personas como ella, necesitadas de amor y de un mínimo de bienestar material; en segundo lugar, toma conciencia de que sus actos pueden influir de manera positiva o negativa en su entorno y en sí misma, es decir, su manera de vivir no es indiferente

En el mundo no vivimos solos.

El voluntario no sólo se preocupa de sus  necesidades, sino que también se interesa de las necesidades de los  otros y se hace responsable de las soluciones.